Agujero de gusano

 

 

Saco
extrañas palabras de entre las motas de luz
que bajan y se elevan dulce
y suavemente en
la semipenumbra.
Los silencios ronronean sobre
los muebles viejos y
– como un niño que juega a crear-
voy juntando palabra con palabra sobre la piel rugosa
de la mesa familiar.
La voluta de vapor danza y se eleva desde el té preparado por la abuela.
Mi padre sonríe -no sabe por qué-, y yo me pierdo
entre un segundo y la imagen de mí mismo
que el espejo me devuelve con el rostro sombrío
que ahora tengo,
mientras creo ser
un amo del tiempo
que solloza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s