Hambre

 

¡Sopaipillas!.
Un gringo jamás sabrá lo que es el olor de las sopaipillas
friéndose
en plena calle
cuando llevas varios días sin echar nada a tu barriga.
¡Sopaipillas!
y la lluvia desaparece, se aleja el frío de tus pies mojados
y llega
la imagen de tu madre
a llenar de lágrimas tu mirada.
!Sopaipillas!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s