Lo imbatible

 

Aun cuando nunca digo nada,
nacen palabras de mis silencios.
Como ven,
la poesía florece,
aunque yerma sea la tierra.

Anuncios