La casa sola

 

 Estoy
lleno de piedras rotas,
de sacos apolillados perpétuos de fotos
que no vieron la luz mientras
la vida
se desvanecía
en mis atardeceres.

 

 

Anuncios

La caída

 

 

 Cada cual dice lo suyo motu proprio.
Aunque la luna de vueltas de campana
sobre los calendarios que se mueren.
La verdad, nada es importante en
estos días.
Cosas más, cosas menos.
Todo es
irremediable.