Silencios gastados.

 

Para qué hablar
de esta media muerte,
si me desgrano en horas
que caen como gotas en un charco
que alguien pisa
sin siquiera mirar
la bella imagen
que refleja.

Anuncios