En estos días.

 

Y veo esta ciudad -que debía ser blanca-,
rayada.
Pintarrajeada como puta
por las luces de colores.
Vestida de avisos que prometen placer.
Plagada de autos que polulan por su vientre
en frenética jauría.
Y oigo que al dolor le dan indiferencia.
Crédito al hambre, que es cadena al hombre
para siempre.
Y los veo reír en mil balcones,
los tacos sucios
con la sangre del pueblo
mancillado.

La lección de hoy.

 

 

“Valen callampa”
es
una expresión
acuñada por el saber popular
para designar, identificar y/o describir
a instituciones y personajes varios de
nuestra autóctona fauna,cuyo desempeño… vale callampa.
Por ejemplo:
“Los del gobierno…
valen callampa”.
“Los de la oposición,
valen callampa”.
“Las instituciones
policiales…
valen callampa”.
“Los políticos -siempre-,
valen callampa”
“Las atenciones de la salud pública,
valen callampa”
“Los profesores actuales,
valen callampa”.
“Los que escriben como yo,
valen callampa”.
(A esta altura del poema
-o como quiera llamarlo-,
usted está autorizado y preparado
para continuar
este ejercicio
con sus propios designios y
hasta que estime conveniente).

¡Ah!. Los que menean la cabeza, desaprobando
como usted…
!VALEN CALLAMPA!!!!

Analepsis

 

Mientras saludo
cordialmente
a las vecinas que pasan frente a mí,
oigo la voz de mi hermano que,
-desde algún rincón de la memoria-,
me grita:
“Ahí va la pelota, Arturín”
y me río a carcajadas mientras ellas,
las vecinas,
piensan
que me estoy volviendo,
definitivamente,
loco.

Tarde no romántica de otoño.

 

Es lógico que no me sienta contento.
El sol
parece un amante tuberculoso apoyado
entre los árboles
cuyas hojas no dejan de saltar al vacío con
sus imperfectos trajes amarillos.
La vida es un simple rayado sobre los muros
rezando: “A la mierda con todo”.
Aunque debiera decir: “con todos”…
…Con todos los políticos ladrones y sinvergüenzas. Con todos los curas pederastas. Con todos los esclavistas de corbata y traje . Con todos los cafiches que venden la vida en clínicas de lujo. Con los que privilegian el mejor celular del mercado al pan diario de sus hijos. Con los que asaltan, con los que trafican, con las sanguijuelas del estado.Con el huevón que pone la música a todo chancho sin importarle nada. ¡¡¡CON QUICO Y CACO, MIERDA!!!